Con furia y rabia acuso al demagogo
Y a su capitalismo de las palabrasPues es preciso saber que la palabra es sagrada
Que de lejos muy lejos un pueblo la trajo
Y en ella puso su alma confiada

De lejos muy lejos desde el inicio
El hombre supo de sí por la palabra
Y nombró la piedra la flor el agua
Y todo emergió porque él lo dijo

Con furia y rabia acuso al demagogo
Que se promueve a la sombra de la palabra
Y de la palabra hace poder y juego
Y transforma las palabras en moneda
Como se hizo con el trigo y con la tierra.

Sophia de Mello Breyner Andresen
http://www.nodo50.org/mlrs/weblog/archives/archive_2008-m01.php