La Teoría del Caballo Muerto

La tradición oral de los indios (nativos norteamericanos) Dakota, transmitida de generación en generación dice que: “Cuando descubres que estás montando un caballo muerto, la mejor estrategia es desmontar”.

Por Diego Albadalejo

autor de la imagen: Kevin Nicoll

Sin embargo, hoy en dìa para hacer negocios, educar o gobernar, se utiliza un amplio espectro de estrategias mucho más avanzadas, tales como:

1. Comprando un látigo más fuerte.

2. Cambiar de jinete.

3. Reprender al caballo con determinación.

4. Designar un comité para que estudie al caballo.

5. Organizar visitas a otros países para ver còmo montan caballos muertos.

6. Rebajar los estándares para que los caballos muertos puedan incluirse.

7. Reclasificar el caballo como «discapacitado para vivir»

8. Contratando los servicios de otras empresas para que cabalguen el caballo muerto.

9. Atando varios caballos muertos juntos para aumentar la velocidad.

10. Proporcionando financiación adicional y/o formación para mejorar el desempeño del caballo muerto.

11. Haciendo un estudio de productividad para ver si un jinete más liviano puede mejorar las prestaciones del caballo muerto.

12. Declarando que como un caballo muerto no necesita ser alimentado, cuesta menos, conlleva menos sobrecostes, y en consecuencia contribuye sustancialmente mejor a los resultados de la economía que lo que lo hacen otros caballos.

13. Re-escribiendo los requisitos de prestaciones esperadas de todos los caballos.

14. Promocionando al caballo muerto al puesto de supervisor para la contratación de otro caballo.

Bien, sólo hay que cambiar el sustantivo “caballo” por cualquier otro que se nos ocurra y quepa en este marco. El ejercicio es duro, pero real como la vida misma.

fuente: https://dalbado.wordpress.com/2012/09/21/la-teoria-del-caballo-muerto

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 

Los enlaces en los comentarios pueden encontrarse libres de nofollow.